Frases que nunca deberíamos decir a nuestros hijos

aprendizaje por proyectos
Nuevas formas de educación: aprendizaje por proyectos
16 marzo, 2017
memorizar
Trucos para enseñar a memorizar a los niños
13 abril, 2017

Frases que nunca deberíamos decir a nuestros hijos

decir a nuestros hijos

De todos es sabido que la educación de un niño es algo complicado. Está conformada por muchos aspectos vitales y por lo tanto implica enormes riesgos y dificultades. Nunca se debe perder el objetivo de reforzar la autoestima del pequeño dentro de un entorno de amor y respeto para que crezca sintiéndose seguro de sí mismo y sepa desarrollar su vida con firmeza. Y para ello existen frases que jamás deberíamos decir a nuestros hijos, pues influirán de manera negativa en su aprendizaje.

Los niños que crezcan desarrollando una sana autoestima serán adultos capaces de afrontar sus problemas de forma efectiva e individual. Lograr esto es un camino complicado que no trae manual de instrucciones. Un entorno en el que prime el amor y respeto mutuo es clave para asentar las bases de un correcto desarrollo, pero los pasos a seguir no son algo tan definido. Sin embargo, hay cosas que claramente no se deberían hacer, como es por ejemplo, evitar decir a nuestros hijos estas frases que dañarían su autoestima y que es erróneamente habitual que los padres utilicen de forma regular:

“No llores”

Cuando un niño llora es que realmente le da mucha importancia al problema que puede estar sufriendo. Diciéndole que no llore podemos hacerle ver que esa importancia no existe y por lo tanto invalidar sus sentimientos frente a la situación.

“Así no vas a llegar a ningún sitio”

Reforzar de esta manera conductas negativas daña la autoestima del niño/a y le llena de dudas, ya que puede percibir la idea de que no progresa con sus acciones. Si el niño/a llega a pensar que hace las cosas mal dejará de intentarlo por miedo. Los niños no son capaces de pensar en las consecuencias a tan largo plazo, sus acciones están centradas únicamente en el presente.

“Tienes que aprender de X”

Hacer estas comparaciones con otros niños sin apuntar las cualidades específicas a las que hacemos referencia puede hacer que el niño comience un proceso de negativa autovaloración que puede suponer un gran problema para el futuro adulto. Se debe señalar los puntos en los que necesita mejoras pero al mismo tiempo avalar los que desarrolla positivamente, para conseguir un refuerzo de sus emociones.

“Eres un mentiroso”

No debemos convertir este hecho determinado en la definición general de la personalidad de nuestros hijos. Es algo natural que los niños digan pequeñas mentiras, al igual que lo hacemos los adultos. Debemos hacerles ver su equivocación sin demostrarles que la mentira es su comportamiento habitual.

“Cada día te portas peor”

Esta frase puede atacar la autoestima del niño de manera directa haciéndole pensar que cualquier proyecto que emprenda  fracasará debido a su actitud. Siempre será mejor táctica el refuerzo de lo positivo que la severa represión por lo negativo.

“Para ahora mismo o verás”

Frases como esta que llevan implícitas connotaciones amenazadoras contribuyen a generar miedo en el niño. El miedo siempre será mal acompañante para el aprendizaje. Una técnica más adecuada es razonar con el pequeño sus errores de comportamiento para que pueda aprender a corregirlos.

 

Estas son sólo algunas de las frases que pueden minar la personalidad independiente de tus hijos. Por lo tanto es importante no dejarse llevar por la desesperación y perder la paciencia. Pensar bien nuestros mensajes para lograr mayor efectividad sin influenciar de manera negativa en su autoestima. Y siempre se debe recordar que niños seguros se convierten en adultos autosuficientes.

The Academy – Centro de Estudios

Abrir chat